Saltar al contenido

Problemas de sueño en personas mayores: cómo paliarlos

A medida que pasa el tiempo, es normal que notemos que se agravan los problemas de sueño en personas mayores. Aunque en ocasiones es debido a enfermedades, no es necesario que una persona adulta tenga una enfermedad para sufrir perturbaciones a la hora de dormir.

Existen numerosas causas por las que un adulto de edad avanzada pueda tener problemas a la hora de descansar. A medida que nos vamos haciendo mayores, nuestro cuerpo produce menos de las sustancias químicas y hormonales que nos ayudan a conciliar el sueño. Estas son conocidas como la melatonina y la hormona del crecimiento. Además, en muchas ocasiones la toma de medicamentos puede interferir en el sueño de las personas.

Sin embargo, existen unas pautas que se pueden seguir para ayudar a un adulto a dormir mejor. A continuación, te presentamos algunas de ellas:

  • Hazte un plan con unas horas para irte a dormir. No te quedes sentado en el sofá mientras se te caen los ojos, cuando llegue la hora, vete a la cama. Lo mismo pasa con la hora para levantarse. No que quedes en la cama dando vueltas, ya que luego te costará el doble dormirte.
  • Muy en consonancia con lo anterior, no te eches siestas de más de 20 minutos, y si puedes, abandona el hábito. Todo el sueño que te quites durante el día lo sufrirás por las noches.
  • Prepara un ambiente propicio para el sueño. Si eres una persona incapaz de dormir con ruido de fondo, cierra bien todas las ventanas para tapar los sonidos que puedan entrar y molestarte.
  • Durante estaciones como el invierno y el verano sufrimos temperaturas extremas que no nos dejan conciliar el sueño. Hace unos días te ayudábamos a combatir los efectos negativos del frío. Intenta paliarlos teniendo buenas mantas cerca o un sistema de calefacción que regula la temperatura de tu hogar.
  • A partir de las 6 de la tarde y sobre todo dos horas antes de acostarte, controla tu alimentación. Los hidratos de carbono no son beneficiosos así que intenta no cenar pastas o pan y no bebas demasiada agua o líquidos cuando vayas a dormirte. Eso puede ocasionar que tengas que levantarte varias veces a lo largo de la noche.
  • Además, evita la cafeína durante ocho horas antes de acostarte y el alcohol y el tabaco en la noche, ya que pueden ocasionar que te despiertes varias veces.
  • ¿Ves la televisión en la cama? Mal. La hora de dormir está para eso: dormir. Según un estudio de la Fundación Nacional del Sueño en Estados Unidos, ver la televisión o consultar aparatos electrónicos por la noche perturba el sueño.
  • Intenta hacer ejercicio moderado durante el día. Según numerosos estudios, actividades como dar pequeños paseos diarios ayuda a conciliar el sueño.
  • Si se trata de dolores persistentes que te impiden dormir bien, visita a tu médico. Eso sí, coméntale además tu problema para dormir, ya que existen algunos medicamentos que a su vez interfieren en tu descanso.

Estos son algunos de los consejos que, desde mSoluciona Moncloa te damos para que puedas dormir mejor. Como hemos dicho anteriormente, aunque no tiene por qué estar ligado a enfermedades, si esta falta de sueño es persistente, debe consular a un médico para que pueda darte una solución.

Etiquetas: