Saltar al contenido

Se abre el debate sobre el uso del omeprazol

omeprazol

Años y años tomando omeprazol y ahora resulta que tiene más efectos adversos de los que nos imaginábamos. Ya nos habían advertido de los ataques al corazón, de la neumonía y, ahora, nos dicen que es fuente de problemas en el riñón. La Universidad de Washington de Saint Louis ha sido la última en estudiar los efectos secundarios de este medicamento, y lo que nos sugiere es que su consumo no es del todo buena idea.

Y es que el antiácido es el más consumido en nuestro país, lo que ha elevado las alarmas sobre su consumo. El estudio ha analizado información de bases de datos nacionales del Departamento de Asuntos de Veteranos, diferenciando entre los consumidores de este fármaco y los consumidores de bloqueadores de los receptores H2 de la histamina, (una medicación diferente pero también empleada con el objetivo de eliminar el ácido estomacal).

El estudio concluye que las personas que han ingerido antiácidos son más propensos a pérdidas de función renal y casi un 30% más de riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica. No obstante, no es este el dato más alarmante, pues el estudio también saca a la luz que tiene un 96% más de posibilidades de desarrollar insuficiencia renal.

No está solo este estudio que viene respaldado por otros que ya informaban de los daños colaterales de la toma de este medicamento contra el reflujo. Hace ya años que se nos viene informando de que las personas que toman este tipo de medicamentos tienen un 20% más de probabilidad de sufrir un ataque al corazón o mayor riesgo de sufrir fracturas de cadera, eso obviando las advertencias de déficits vitamínicos que podemos sufrir a largo plazo.

Aunque los estudios informan de que estos problemas pueden empezar a aparecer en un periodo a largo plazo desde la toma de los medicamentos, se ha abierto el debate sobre el consumo de estos inhibidores de protones que, aunque cumplen su función de forma excepcional, levantan una serie de riesgos colaterales difíciles de pasar por alto. De momento, los investigadores se mantienen cautos, aunque estamos seguros de que estos resultados proporcionarán una vía hacia nuevas investigaciones sobre la seguridad de los alimentos.

Y tú, ¿crees que debería prohibirse la venta y el consumo de ciertas sustancias con efectos secundarios a largo plazo? ¿Qué  piensas del uso del omeprazol?